Terapia Narrativa

Muy pronto abriré desde aquí un espacio para realizar asesoría individual y familiar. Podrás consultar por temas que te preocupen: tus hijos, tu familia, tu vida. Si quieres centrarte en resolver un problema, una situación y crees que necesitas ayuda de un profesional de la psicología, pero preferirías abordarlo desde otro lugar, que no sea el discurso patologizador, entonces me ofrezco para acompañarte en ese camino.

En breve te contaré de qué forma puedes acceder a este servicio, es un espacio que todavía estoy organizando. Mientras, te cuento un poco más sobre la Terapia Narrativa, y qué es lo que haremos en nuestro encuentro.

Hay varias páginas que puedes visitar. Por ejemplo la Asociación Española de Terapia Narrativa o su versión en Latinoamérica, Asociación Pranas de Chile. Puedes ver algo más de información a “golpe” de google, de hecho, hace poco me encontré con la grata sorpresa de que ya se ha editado en Wikipedia una definición de Terapia Narrativa muy correcta. Comparto aquí algo de esta información:

“La terapia narrativa sostiene que nuestras identidades están determinadas por la forma en que contamos nuestra vida, estas se encuentran en nuestras historias o narraciones. Un terapeuta narrativo está interesado en ayudar a otros a describir plenamente sus historias y vivencias de manera que sus relatos sean más completos, así como sus trayectorias, modos de vida y las posibilidades asociadas a ellas. Al mismo tiempo, este terapeuta está interesado en la co-investigación de muchas influencias de un problema, en particular sobre la persona y sobre sus relaciones principales. Al centrarse en los problemas y sus efectos sobre la vida de las personas y no en los problemas como parte del interior o parte de la gente, se crea la distancia y se empodera a la persona para manejar el problema. Esta externalización u objetivación del problema hace que sea más fácil de investigar y evaluar las influencias del problema en la vida de la persona.

Otro tipo de externalización es también posible cuando las personas reflexionan y se concentran en las intenciones, valores, esperanzas y compromisos. Una vez que los valores y las esperanzas se han ubicado en acontecimientos específicos de la vida, ayudan a que la persona sea un “re-autor” de su propia vida o a que la experiencia de una persona pueda ser “re-contada” y así destacar claramente los actos de resistencia a los problemas.

El término “narrativa” refleja la naturaleza de varios pisos de nuestras identidades y significados relacionados. En particular, las conversaciones de re-autoría sobre los valores y las conversaciones de re-cordar sobre personas clave que son influyentes son maneras de gran alcance para la gente que le ayudan a recuperar sus vidas. Al final, las conversaciones narrativas ayudan a las personas a aclarar por sí mismos una dirección alternativa en la vida, a la del problema, una que comprende valores de la persona, esperanzas y compromisos de vida.