Creer

Te regalo mi Semana de Oración para Pre-adolescentes :)

Hace unas semanas me invitaron para compartir una Semana de Oración en la escuela primaria donde estudian mis hijas, pero en los cursos superiores (2º ciclo).

Me dijeron que el tema de este año era La Salvación, y me plantearon que lo ideal sería que esta semana especial lleve esta misma temática. Y claro, hablar de La Salvación durante cinco días y que sea atrayente para pre-adolescentes (incluso para mi :S), me parecía un reto demasiado alto. Pero El Dueño de mis ideas me oyó rumeando esta preocupación y me susurró una propuesta que se transformó en un concepto, y con este concepto 5 personajes de la Biblia.

El concepto fue:

La salvación llega a nuestras vidas cuando estamos vivos. No es solo una promesa abstracta y ciega para el futuro. La salvación tiene muchas formas:

  • En Abrahám: Ser padre cuando parecía imposible.
  • En Moisés: Hablar, liderar, cuando se veía tartamudo, impulsivo y desquiciado.
  • En David: Tener un propósito mayor que el destino al que nos vemos determinados.
  • En Daniel: Encontrar sentido a estar preso.
  • En Jonás: Salvarlo de sus miedos.

Si la salvación no llega a nuestras vidas mientras estamos vivos, si solo se trata de irnos a otro planeta, ¿qué sentido tendría?
Somos salvos de nuestras familias lastimadas, nuestros caracteres y rasgos enfermos, salvos de quienes nos hacen daño. La salvación llega a nuestras vidas hoy.
¿Te animas a comprobarlo?

Y así surgió el librito que te quiero compartir de regalo.

De gracia recibísteis, dad de gracia.

Como las ideas no son mías, me sabe mal guardarlas solo para mí 😉 así que aquí van, a navegar sueltas y libres por las redes.

Este pequeño librito está planteado como un Diario Personal, de hecho la Semana de Oración se llamó así: Diario de mi Salvación. A parte de un estudio de aplicación personal de algunos trozos de las historias de estos personajes, encontrarás 4 ejercicios espirituales para cada Historia:

  1. Contemplar a Dios
  2. Hablar con Dios
  3. Razonar a partir de su Palabra
  4. Compartir su amor

Creo que al final salió un material muy útil, y vuelvo a decir, ¿para qué me lo guardaría solo para mí?

Si lo quieres tener para tu estudio personal en familia o para alguna actividad de la iglesia, lo puedes conseguir haciendo click en la imagen:

 

Leave a Reply