Ceremonias para creer

Recepción de sábado multisensorial

Esta caja tiene historia. Un día, las peleas entre las niñas se volvieron insoportables e inmanejables. Tuve que admitir que no tenía herramientas para resolver los conflictos. Así que esa noche, me quedé un par de horas buscando ideas, información y algo de comprensión en internet 🙂 Como sigo algunas páginas de Montessori, descubrí que ellos trabajan una idea llamada “mesa de la paz” y me fuí a dormir convencida de que, aunque no estaba segura si iba a funcionar, sí estaba segura de que lo iba a intentar.

Al otro día me levanté temprano y salí a comprar todos los elementos, y a diferencia de otros días, esperé con ganas la llegada de su primera discusión. La experiencia resultó maravillosa. La utilizaron unos tres días. Y entonces llegó el viernes. Estabamos realizando nuestra ceremonia de inicio de sábado, cuando se me ocurrió traer esa caja tan mona de la paz, para que nos ayude a celebrar la “paz del sábado”!

Desde entonces tuvimos claro que esa caja era demasiado bonita para usarse en momentos de peleas. Preferímos con unanimidad que sea para celebrar nuestro querido Sabbath. Y la experiencia ha resultado mucho más feliz!

Te comparto las ideas, recuerda que todo siempre es adaptable a lo que encuentres por tu zona. El modo de utilizar los elementos de la caja, es con la ayuda de los niños, son ellos quienes comparten y pasan cada uno de los elementos de la caja entre los miembros de la familia, siempre guiados por mamá o papá, quien va proponiendo las actividades que cada elemento representa:

Cada uno con su alfombra

Nos ayuda a separar simbólicamente un espacio especial para el inicio del sábado.

 

Ponemos la planta

Su función es regalar más belleza al momento, que en sí mismo ya es bello!

 

Encendemos la vela

Nos ayuda a poner énfasis en que el sol ya se puso y el día ha terminado.

Una caricia de sábado

Nos facilita expresar afecto. Le da al niño una tarea para sentirse útil e importante, dando él mismo las caricias.

Nos permite asociar el sábado con el cariño y los afectos más entrañables.

Regala al sábado una sonrisa

Nos confronta con lo poco que sonreímos.

Nos fuerza a mirarnos al espejo delante de los demás y sonreír (ejercicio que no siempre es fácil).

Nos permite ver nuestra actitud reflejada en el espejo.

Nos ayuda a moldear la actitud y buscar una alegre.

El tiempo

Un elemento importante en la vida de todo cristiano.

Nos ayuda a que el niño auto-gestione su propio tiempo, y que aprenda a respetar los tiempos de los demás en cada intervención.

Las letras de tu corazón

Busca la letra inicial de la palabra que mejor exprese cómo te sientes, lo que necesitas pedir al Señor, lo que te preocupa, una palabra que resuma tu semana. En fin, puede haber muchas ideas más, es una dinámica comodín.

Te ayudará a que el niño aprenda a encontrar las palabras justas para expresar lo que siente.

Pizarra y tizas

Infaltables donde haya niños. Allí podemos poner:

Fecha del sábado en el que estamos, versículo de la semana, frases para compartir, etc!

Tesoros para compartir

Con cada piedra que recogemos la devolvemos con:

Un versículo, una promesa, un pedido de oración, un agradecimiento, una historia de bendición. Queda libre a tu imaginación. Podemos variar cada semana.

Ya se oye el inicio del sábado

Asociamos el sonido del timbre con un inicio, en este caso el inicio de un día muy especial. Luego de todo lo realizado, el sonido queda asociado a un inicio alegre, cálido y familiar.

Todos buenos recuerdos para el resto de sábados en la vida de nuestros hijos.

You may also like

Leave a Reply